Joan Oñate abrió el Encuentro y pidió a cada uno de los 38 miembros procedentes de 14 países europeos para que en un minuto se presentaran a sí mismos y a su organización-miembro.